Artes de pesca - 9/12

APAREJOS DE ANZUELO. Con el nombre de Aparejos se reúnen aquellos instrumentos de pesca constituidos, basicamente, por un cordel con un anzuelo en su extremo, tales como: palangre, lienza, potera, curricán, volantín, etc.

Se atrae a los peces colocando cebo natural o artificial (añagaza) en un anzuelo fijado al final de un sedal o tanza, en el cual quedan enganchados. También se utilizan anzuelos sencillos o múltiples (poteras) para capturar a los peces al tirón cuando pasan junto a ellos. Puede utilizarse una sola línea con anzuelo o muchas simultaneamente.

LINEAS DE MANO Y CAÑA (MANUALES). Las líneas se pueden utilizar con vara o caña o sin ellas. Para pescar en aguas profundas suelen emplearse carretes. Se puede usar cebo natural o artificial. En esta categoría están incluidas las calamareras, que se sostienen con la mano y generalmente se utilizan desde pequeñas embarcaciones.

LIENZA. Por lo general, se trata de un hilo o sedal, amarrado a un flotador, cuyo extremo libre va provisto de un lastre de plomo de unos 100 gramos y un anzuelo del número 3 al 5 (70 a 60 mm de largo). La lienza se deja con el anzuelo cebado y el lastre tocando al fondo, sostenida por el flotador. Cuando se ve que éste se zarandea, por haber picado algún pez, se corre a cobrarla (Fig. 1).

Fig.1. Distintos tipos de aparejos de anzuelo.

POTERA. Se practica desde una embarcación fondeada o a la deriva. Básicamente, se trata de un plomo alargado, pintado de colores chillones, que lleva una serie de anzuelos fijos en su parte inferior, con la punta dirigida hacia arriba que, sujeto a unos 25 o 50 metros de sedal de 0.45 mm de diámetro y que, sin tocar el fondo, se sostiene con la mano moviéndolo constantemente de abajo a arriba, con objeto de atraer al calamar, pulpo o sepia. Cuando se nota la resistencia, se tira del hilo y se cobra la presa (Fig. 1).

LÍNEAS DE MANO Y CAÑA (MECANIZADAS). Para accionar las líneas de mano se pueden usar carretes o tambores mecánicos. Generalmente este sistema se emplea en embarcaciones de tamaño mediano, pero también puede usarse en embarcaciones relativamente pequeñas.

También las líneas de caña pueden mecanizarse, por ejemplo para la captura del atún, de manera que el movimiento de la vara sea totalmente automático (Fig. 2).

PALANGRE. Aparejo que consiste en una línea principal, a menudo de gran longitud, sobre la cual se fijan los ramales provistos de anzuelo, con o sin cebo, a intervalos regulares, generalmente de poca distancia. La línea principal es calada o bien horizontalmente sobre o cerca del fondo, (lo que es menos frecuente) cerca de la superficie (Fig. 3).

Ir a Secuencia del calado y estiba de un palangre
Fig. 3. Visualización animada de palangres:
A) de fondo o bentónicos. B) de superficie o deriva y, C) combinados.

CURRICANES. Se trata de líneas sencillas, con cebo natural o artificial, remolcadas por una embarcación cerca de la superficie o a una determinada profundidad. Generalmente se remolcan al mismo tiempo varias líneas con ayuda de pescantes (Fig. 4).




Ir a Artefactos de herir y aferrar