News | 03 Diciembre 2020

¿Qué son las ‘Soluciones Basadas en la Naturaleza’

Share

Las 'Soluciones Basadas en la Naturaleza' se erigen cada vez más como una herramienta clave para asegurar la salud de nuestros océanos, pero ¿qué son exactamente y cómo pueden ayudarnos a conseguir este objetivo?

La investigadora Marta Coll es especialista en el funcionamiento de ecosistemas los marinos y en la elaboración de análisis integrados / ICM-CSIC
La investigadora Marta Coll es especialista en el funcionamiento de ecosistemas los marinos y en la elaboración de análisis integrados / ICM-CSIC

El océano ejerce un rol especialmente relevante en el mantenimiento del funcionamiento de los sistemas naturales. La vida marina desempeña un papel fundamental en la regulación del clima de la Tierra y los ciclos biogeoquímicos del carbono y otros elementos esenciales, además de contribuir en gran medida a la seguridad alimentaria, proteger la costa y proporcionar bienes y servicios de valor socioeconómico y cultural incalculables. Hechos como que el océano produce del 50 al 80% del oxígeno disponible en la atmósfera y contiene el 97% del agua disponible en la Tierra ponen de manifiesto esta especial relevancia.

A su vez, los beneficios del océano son fundamentales para mantener un planeta sano, resistente a los cambios y seguro para todos. Según los expertos, las ‘Soluciones Basadas en la Naturaleza’ (NBS, por sus siglas en inglés) son la clave para asegurar la salud de nuestro planeta y de nuestros océanos, pero ¿qué son exactamente y cómo pueden ayudarnos a conseguir este objetivo? A través de la siguiente entrevista intentaremos ahondar un poco más en esta cuestión con nuestra compañera Marta Coll, especialista en el funcionamiento de ecosistemas los marinos y en la elaboración de análisis integrados.

1. ¿Qué tipo de soluciones se han propuesto tradicionalmente para asegurar la salud de los mares y océanos y cómo han evolucionado?

Tradicionalmente, la gestión de los recursos marinos se ha realizado desde un punto de vista sectorial con acciones aisladas entorno a, por ejemplo, la gestión de la pesca, de las áreas marinas protegidas o la reducción de basura y contaminación marina. Estas iniciativas han tenido cierto éxito, pero no nos han permitido alcanzar los objetivos medioambientales marcados para 2020. Por ejemplo, el "buen estado medioambiental" previsto por la Directiva marco de la estrategia marina de la UE o las Metas de Aichi para la diversidad biológica no se lograrán. Específicamente, queda por alcanzar en muchas regiones la Meta 11, que va de lograr que un 10% de áreas costeras estén bien protegidas este 2020, y la Meta 6, que persigue una explotación sostenible de los recursos pesqueros.

En general, hasta la fecha los recursos marinos se han explotado sin tener en cuenta la capacidad y el tiempo necesarios para que la naturaleza se recupere y reconstruya. Esto nos ha llevado a enfrentarnos a una crisis climática y de pérdida de biodiversidad sin precedentes. Ambas están claramente ligadas a la crisis sanitaria global provocada por la COVID-19, tal y como apuntan los grandes expertos en enfermedades infecciosas emergentes. Todos ellos coinciden en que la fragmentación y la degradación de los hábitats, el comercio mundial de vida silvestre y la degradación de la biodiversidad contribuyen a aumentar el riesgo de que las enfermedades se propaguen de la vida silvestre a las poblaciones humanas.

2. ¿Podría este escenario mejorar significativamente implementando ‘Soluciones Basadas en la Naturaleza’?


Sí, ya que favorecen la riqueza de biodiversidad a través de intervenciones sistémicas, eficientes en el uso de recursos y adaptadas localmente. Estas soluciones tienen en cuenta la capacidad de la naturaleza de recuperarse, lo que garantiza la resiliencia de los ecosistemas, es decir, su capacidad de lidiar mejor con los cambios ambientales, y blinda los servicios ecosistémicos. También es importante avanzar hacia soluciones trans-sectoriales, es decir, aquellas que combinan la protección de las áreas marinas, la recuperación de los hábitats y la gestión sostenible de la pesca, entre otros.

3. Hace unas semanas ejerciste de moderadora en uno de los paneles del #EUSGDialogue sobre cambio climático, donde también se habló de ‘Soluciones Basadas en la Naturaleza’. ¿Qué te llevas de la experiencia?

Hablamos de una recuperación de la crisis provocada por la COVID-19 respetuosa con el medio ambiente, del potencial de las ‘Soluciones Basadas en la Naturaleza’ para el secuestro de carbono y para mitigar los efectos del cambio climático, o de cómo las finanzas sostenibles pueden apoyar la transición a una economía baja en carbono, entre otras cosas. Fue muy interesante poder escuchar e interactuar con otros académicos y gestores en torno a la urgente necesidad de encontrar soluciones innovadoras basadas en la naturaleza para construir un futuro más verde (y más azul).

4. Conseguir tener un “océano saludable” es uno de los objetivos del programa Horizonte 2020. ¿Qué tan lejos estamos de conseguirlo?
 

Disponer de un océano vivo y resiliente es casi un “seguro de vida” y también el gran desafío marino de la próxima década. El uso sostenible de la vida marina es esencial para el bienestar de las generaciones humanas presentes y futuras, tal y como lo reconoce el ODS 14 de la ONU, que hace referencia a la vida submarina. Sin embargo, el 2020 está llegando a su fin y estamos aún muy lejos de cumplir nuestros objetivos. Este año debemos tomar grandes decisiones para abordar la conservación de la biodiversidad y la mitigación del cambio climático durante la próxima década, lo que supone, en realidad, una gran oportunidad. Actualmente, se habla mucho de “reconstruir mejor” o de avanzar hacia una “recuperación saludable” para garantizar la resiliencia y la resistencia de los sistemas socioecológicos frente a crisis futuras, incluida la crisis del cambio climático.

Las iniciativas nacionales e internacionales que buscan una "recuperación verde" están muy extendidas y deberían de servir para impulsar los cambios necesarios. El "Pacto Verde Europeo", que persigue que la economía de la UE sea más sostenible, y los nuevos objetivos del Convenio sobre la Diversidad Biológica son ejemplos de estas oportunidades emergentes. Las políticas futuras deberían, por ejemplo, promover la economía circular y sostenible, impulsar tecnologías eficientes e innovadoras y fomentar el cambio de nuestros hábitos de consumo. En este contexto, las ‘Soluciones Basadas en la Naturaleza’ son esenciales y pueden marcar la diferencia.

5. ¿Qué esperas de la "Década de los Océanos " declarada por la ONU para lograr un océano más limpio, saludable, seguro, transparente y sostenible?

Es una oportunidad de las que no pueden perderse para desarrollar la ciencia que necesitamos para el futuro que queremos. Esto incluye garantizar la salud del océano y el uso sostenible de los recursos marinos. Sin embargo, el océano está amenazado por múltiples factores que interactúan, por lo que debemos avanzar hacia una ciencia marina transdisciplinaria orientada a hallar soluciones para superar los grandes desafíos futuros. Necesitamos una nueva generación de científicos y científicas con una visión holística de los ecosistemas marinos, así como la capacidad de desarrollar y aplicar herramientas de análisis que tengan en cuenta las miradas y conocimientos complementarios de los diferentes actores implicados en la gestión del océano. Esto requiere impulsar la investigación, promover la cooperación entre los distintos agentes, desarrollar la innovación tecnológica y abarcar la complejidad y las interrelaciones de los procesos y recursos marinos (European Marine Board 2019; Heymans et al. 2020).

6. ¿Qué proyectos del ICM están trabajando en esta dirección?

La investigación desarrollada en el ICM se ha enfocado teniendo en cuenta los desafíos actuales y va en la dirección mencionada en este documento. En este sentido, el Instituto participa en dos nuevos proyectos del programa Horizonte 2020 de la UE que tienen como objetivo contribuir sustancialmente al desarrollo y a la implementación de ‘Soluciones Basadas en la Naturaleza’. Se trata de los proyectos FutureMares y MaCoBios.

Los beneficios del océano son fundamentales para mantener un planeta sano / FutureMARES
Los beneficios del océano son fundamentales para mantener un planeta sano / FutureMARES